Páginas

6.25.2015

Solterx sí, sólx nunca

- Hola, tanto tiempo pasó... ¿Cómo andas?
* ¡Hola! Sí... Todo bien, ¿vos?
- Bien... ¿Cómo te tratan los 20?
* Me están dando cátedra, siento que tengo muchas cosas por aprender, me siento una nena Jajaja.
- Suele pasar... Siempre hay cosas que no vamos a saber de la vida... Como por ejemplo, solucionar los errores del pasado
* Mmm, no concuerdo con eso. Me parece que justamente para ello sirven los errores, ¡para aprender!
- Si, seguro que sí... Pero ¿cómo los reparas?
* Me parece que no se reparan... Lo hecho, hecho está. No podemos volver al pasado.
- A ver, entonces, ¿vos dejaste de ser fría y encontraste un novio?
* Sí dejé de serlo... No, no tengo novio. ¿Por qué siempre la misma pregunta?
- Te conozco, y sé que nunca quisiste a alguien de verdad...
* ¿¿Y eso??
- Porque seguís soltera, a pesar de haber tenido grandes oportunidades y de haber lastimado a todos los que se te acercaban. Usaste a todos, los lastimaste. Vas a seguir sola por siempre.
- No, no... Frena ahí che... Soltera sí, ¡sola nunca!

Recuerdo cuando escuché por primera vez esta última frase, por allá por los 15/16 creo, y siempre la repetía. Claro, a esa edad se lo relacionaba con "comerte a cualquier pibe que te gustara" lo que, obviamente, todos traducían en "puta". ¿Puta porque te atraigan los hombre? ¿Puta porque estabas, (¡estaba de estar!) con quién te gustaba físicamente? ¿Puta porque sentías satisfacción al besar a algún chico lindo? JA...

Hoy, a tantos (¿?) años de eso, la volví a leer, pero esta vez le otorgué un significado diferente...

Soltero implica un estado civil. Sin compromisos, sin ataduras.
Soledad es un momento en que estamos sin compañía de alguien, en que estamos aislados.

Claramente no son sinónimos. Cuando estamos solteros, disfrutamos de la vida con nuestros amigos, que nos hacen estar sin soledad.
¿Y qué ganamos con ellos? Bueno. Ganamos demasiado. Ganamos momentos compartidos con ellos, con esa gente que está siempre que pueden, para vos; esa gente que te tiene en cuenta, que te saca una sonrisa, que conoce tu manera de ser y sin embargo te aceptan con tus virtudes y defectos. No hay vínculo tan grato como el que se forma con los amigos... Es desinteresado, dura muuuuchos años, tus hijos serán amigos de sus hijos, se aprende algo de cada uno, ya que todos piensan de manera igual o no.

Si estamos solteros, no implica que estamos sólos. Sólo significa que quizás no es nuestro momento, que debemos aprender más de la vida para poder tener una relación de verdad. Y el camino hacia allí se disfruta... Así se puede sentir otras compañías de la familia, se emprenden nuevas metas. Se vive cada momento intensamente, se hace lo que se quiere con quién se quiere, no debes explicaciones a nadie, evitas muchas peleas, tu humor no es tan cambiante por depender de una persona, expresas tus opiniones sin censuras... Es simple, tenés más libertad. ¿Qué hay más lindo que eso? Además, es una gran etapa para conocerse uno mismo y entrar en plenitud con su ser... Para ser un completo que busque otro completo.

Entonces, vamos a disfrutar la soltería, pasando tiempo de buena calidez conociendo a esa persona que te acompañará por la eternidad... .
La vida sigue hacia adelante, debes ser como eres; no te fuerces, no te conformes, llegará quién deba llegar en su momento. Quienes llegan a nuestra vida, lo hacen para enseñarnos lo que debemos aprender.

Retomando... Solterx sí. Sólx, ¡nunca!

..........

Marian-

No hay comentarios.: